El alcohol: un peligro socialmente aceptado

Este se refiere a los trastornos que puede ocasionar el consumo de alcohol, sin necesidad de ser excesivo. Es probable que muchas personas puedan tener algunas reacciones ante la bebida a pesar de que su consumo sea muy ocasional.

Lo normal es que las personas que sufren de este trastorno se empeñen en seguir consumiendo alcohol a pesar de comprender que les hace daño.

¿De qué manera hace daño el consumo del alcohol?

En algunos casos puede hasta afectar nuestra vida para siempre, no es la primera persona que es capaz de agredir y hasta matar a otro por estar bajo el efecto del alcohol, por otro lado son incontables el número de casos de personas que se deben separar de su familia por no superar este trastorno.

Síntomas de quienes presentan el trastorno de consumo de alcohol

Muchas personas afectadas que dejan de asistir a su trabajo, universidad o cualquier otra obligación que tengan. 

Otro de los síntomas que se pueden observar es la necesidad de consumir el alcohol en cualquier horario del día,  sin importar lo que estés haciendo, bien sea trabajando, conduciendo, entre otros. 

Muchos de estos pacientes cuando dejan de tomar unos dos días comienzan a tener unos síntomas como sudoración, temblores y hasta náuseas. Además muchos de estos pacientes se comprometen constantemente a dejar de beber sin poder cumplirlo.

El problema de reconocer el trastorno de consumo de alcohol

Es sumamente difícil que sea el propio paciente quien se dé cuenta del mal que está padeciendo, normalmente son los familiares quienes deben hablar de buena manera, invitarlos a reflexionar y a acudir a un especialista para que sea tratado debidamente.

Algunos hablan de que beben solamente por compromisos sociales, pero si dichos compromisos cada vez son más frecuentes, sin duda que estamos frente a un problema que se debe tratar.

Como saber si se sufre del trastorno de consumo de alcohol

Existe una variedad de test que pueden ayudar a determinar si sufre de este mal, no obstante existen preguntas que pueden ser determinantes como:

¿Ha querido dejar de beber y no lo ha conseguido?

¿Siente mucha necesidad de tomar?

¿Considera que la bebida interfiere en su vida personal y familiar?

¿Se le han presentado situaciones graves por culpa del alcohol?

¿Ha bebido en horarios que no son apropiados?

Consecuencia del trastorno del consumo de alcohol

Sin duda que una de las primeras es la salud, donde la enfermedad hepática pasa a ser la de mayor preocupación, sobre todo porque puede producir inflamación del hígado y lo más terrible de todo, contraer cirrosis hepática.

Debemos tener claro que  el consumo de alcohol puede afectar la actividad sexual, específicamente con disfunción eréctil en los hombres y en las mujeres puede ocasionar la interrupción de la menstruación.

Es importante comprender que este trastorno es tratable y que es sumamente importante hablar del mismo en el seno de la familia, para que los hijos vayan comprendiendo de su existencia y los males que puede ocasionar.