¿Puede la tecnología ayudar a curar la ansiedad y la depresión?

La tecnología ha revolucionado el mundo entero y la salud sin dudas no se queda atrás; internet nos ofrece un amplio abanico para poder conocer y aclarar muchos temas (evidentemente ninguna persona que no sea médico se puede diagnosticar a través de una página web, solo sirve para tener una idea antes de recurrir a ayuda profesional), se pueden inclusive hacer algunos tipos de consultas en línea, y las opciones siguen avanzando cada día más.

Uno de los grandes beneficiados de esta “revolución” es la psicología; estamos hablando de una ciencia que trata problemas de la mente, lo que permite que en muchos casos se pueda interactuar con el paciente de manera no presencial (aunque siempre será preferible el poder estar cara a cara). Es entonces cuando surge la pregunta: ¿Puede la tecnología curar la ansiedad y la depresión?

Es complicado

La respuesta es compleja y obviamente dependerá de qué tan receptivo sea el individuo en cuestión con respecto al uso de aparatos tecnológicos; es decir no será lo mismo para un abuelo de 80 años que para un joven de 25. Pero para adelantar un poco podemos decir que se pueden lograr buenos avances.

Primero que nada debemos aclarar que la tecnología no puede por sí sola curar ningún trastorno o condición, es imposible buscar en Google “¿Cómo curar la ansiedad?” y conseguir un tutorial que lo explique. Eso sería una falta de respeto a la profesión de la psicología, pero sí podemos decir que se puede conseguir algo de ayuda y en muchos casos mejorar el ánimo, cosa que viene a la perfección como complemento al tratamiento de un profesional, aún más si hablamos de situaciones en donde lo anímico juega un papel tan fundamental.

Las herramientas

La palabra “tecnología” abarca muchísimo terreno, demasiado podríamos decir, desde el uso de los motores de búsqueda hasta las redes sociales, pasando por la descarga de aplicaciones; así que vamos a resumir en la medida de lo posible las posibles alternativas que hay.

Google puede ser un buen aliado, aunque como mencionamos arriba no nos va a curar (debemos asistir al psicólogo). Lo mejor que nos ofrece el buscador más famoso es la posibilidad de esclarecer un poco nuestra situación y darnos una idea de lo que tenemos, además de permitirnos reconocer que debemos buscar ayuda. Con respecto a ambas situaciones (ansiedad y depresión) también las páginas que aparecen en nuestra pantalla nos pueden dar buenos consejos sobre cómo sobrellevar el problema en sí.

Redes sociales y app

Increíblemente las redes sociales también pueden llegar a ser de gran ayuda. El hecho de poder encontrar grupos o comunidades en donde podemos interactuar con otras personas que están pasando por lo mismo es de mucha ayuda. Grupos, “fanpages”, chats y un montón de asesoramiento se pueden conseguir a través de esta maravilla de la modernidad.

Por último hay que hacer mención a las aplicaciones y es que descargar una “App” en nuestros dispositivos puede llegar a ser bastante positivo. En algunas ocasiones se cumple con la función anterior; la de poder interactuar con otros pacientes y darse apoyo, además de compartir vivencias útiles. En otros casos hay guías bastante prácticas que permiten arrojar luz sobre nuestros síntomas. Sea lo que sea que hagas, siempre es bueno sacarle partido a la tecnología y es indispensable acudir a un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *